Archivo de la etiqueta: ARTÍCULOS

ARTÍCULO: HA NACIDO UN BEBÉ. SU HERMANITO TIENE CELOS.

Estándar
l.pekecosillas-articulos-de-bebe-de-segundamano_1297877407No entiendo por qué todo el mundo está tan contento. Me dicen que podré jugar con mi hermano pero no sabe ni aguantar la cabeza. No sabe hacer nada de nada y, para colmo, se pasa todo el día en brazos de mamá. ¡Vaya rollo esto del hermanito!”

 

En ocasiones resulta difícil evitar los celos entre hermanos por mucho que nos esforcemos, pero sí podemos hacer que se transformen en una experiencia positiva que haga que nuestro hijo evolucione y se vuelva más autónomo.

Antes del nacimiento
  • A partir del segundo trimestre de embarazo, podemos informar a nuestro hijo de la llegada de su nuevo hermano. Es recomendable que seamos ambos, padre y madre, los que hablemos con él. No se debe mentir, es mejor explicar lo necesario y adaptarlo a su edad, antes que no inventar historias.
  • A la hora de hablar del recién nacido, es mejor decir “nuestro bebé”. Es bueno empezar a transmitir la idea de que el nuevo hermano será un miembro más de la familia al que se debe querer y cuidar igual que se está haciendo con él.
  • Si es posible, podemos visitar a amigos que hayan tenido un hijo recientemente. De este modo, nuestro hijo puede relacionarse con un niño menor que él, le ayudará a aceptarlo y a familiarizarse con los inevitables comentarios cariñosos de los adultos, como por ejemplo “¡Qué niño tan guapo!” o “¡Qué cosita más bonita!”.
  • Es aconsejable dejarle que escuche el latido del bebé o que sienta las pataditas que da. Este es un buen momento para hablar del nuevo hermano que va a nacer.
  • Si se prevén cambios de habitación, se deben hacer en un principio. De este modo evitaremos que nuestro hijo piense que la llegada del bebé hace que lo desplacemos y le quitemos su dormitorio.
  • Cuando se aproxime el parto, no debemos cambiar las rutinas diarias del niño (hora de comer, aseo y dormir) aunque este deba marchar a casa de los abuelos o de otros familiares. Si es posible, es preferible que pase ese momento en su casa, rodeado de sus juguetes y de todo aquello que le da seguridad.
El parto: llegada del nuevo hermano
  • Si el hospital lo permite, dejaremos que nuestro hijo visite a su madre y al bebé durante los días que estén ingresados. Si no es posible, mantendremos la comunicación por teléfono, dejando que pueda llamar a su madre y viceversa. No perder la comunicación es vital para que nuestro hijo no se preocupe por si le ha ocurrido algo a su mamá.
  • Podemos colocar una foto suya bien visible en la habitación para que compruebe que, independientemente de las circunstancias, siempre lo tenemos presente.
  • Al volver del hospital, es buena idea llevarle un regalo y decirle que se lo trae su nuevo hermano.
  • La primera vez que nuestro hijo vea al bebé, es aconsejable no tenerlo en brazos y que sea él quien pueda acariciarle e incluso cogerlo.
Después del nacimiento:
  • Reforcemos todo lo que nuestro hijo haga para cuidar a su hermano y colaborar con nosotros. Debemos prestarle atención, abrazarle y elogiar lo bien que lo hace o lo bien que se comporta. Estos reconocimientos deben ser inmediatos y nunca desproporcionados o exagerados.
  • No debemos hacer caso de las conductas propias de los celos. De este modo se extinguirán, aunque antes de hacerlo tengan una época de aumento para llamar la atención. En este preciso momento, debemos reforzar las buenas conductas, como por ejemplo, cuidar del bebé mientras preparamos el baño o darle el biberón.
  • Debemos evitar compararles entre sí, ya que lo único que conseguimos con ello es aumentar la rivalidad.
  • Es bueno hablar con nuestro hijo de las ventajas de ser mayor y hacer que se sienta feliz por serlo.
  • No debemos decirle continuamente que él debe dar ejemplo, ya que esto puede propiciar conductas agresivas.
  • No es recomendable juntar la crisis de la llegada de un hermano con otros cambios importantes: ingreso en la guardería, cambio de domicilio, etc. 

8777590-hermanos-de-dibujo copia

ARTÍCULO: ” EL NIÑO/A LECTOR/A “.

Estándar

librosMuchas veces los padres solicitan de nosotros, los docentes, consejos para incentivar en sus hijos el gusto por la lectura y otras, simplemente, se resignan a decir que a los niños no les interesa leer.

Es innegable que en esta época de video-juegos e internet resulta bastante difícil suponer que los alumnos, en especial siendo adolescentes, se refugien en los libros para buscar fuentes de entretenimiento o placer.

El hábito de la lectura, como todo hábito, no se adquiere por arte de magia, sino que es el resultado de una serie de factores que interactúan en la creación de un ambiente propicio para la formación del niño lector. Y estos factores o condiciones determinantes, que enumeraré a continuación, deben nacer del seno familiar.

a) La presencia de libros en los hogares, como así también su valoración y uso cotidiano contribuye a establecer en el niño vínculos intrínsecos con el hábito de leer. Es natural que el pequeño empiece por imitar a sus padres, aunque tome el texto al revés, cuando estos están leyendo.

Los adultos, que dedican poco tiempo a la lectura, se  encuentran en desventaja a la hora de exigir a sus hijos que se aboquen a ella.

Por lo tanto el primer paso para los padres es concienciarse sobre el valor del hábito de leer y, una vez logrado, tratar de servir de modelo a sus propios hijos.

b) Aunque resulte difícil debido al ritmo vertiginoso en que actualmente se vive, es imprescindible que los papás dediquen parte de su tiempo a compartir los momentos de lectura con sus niños. En la infancia es necesario leerles con la mayor expresividad y elocuencia posible para que el pequeño , al escuchar, desarrolle su imaginación; más adelante cuando el niño ya se ha convertido en un lector independiente bastará con participar o intervenir en comentarios que permitan corroborar si ha comprendido lo leído.

Hay que tener siempre presente que la lectura, además de un hábito, es una actividad intelectual que se manifiesta claramente al interpretar el texto y reconstruir su significado.

c) Es conveniente, además, destinar en la casa un espacio apropiado para los libros. Este puede variar desde una valiosa biblioteca a una simple repisa. Lo importante es que los pequeños adviertan que estos huéspedes ilustres tienen su propio sitio en el hogar.

d) Seleccionar los libros de acuerdo con el gusto y la maduración del niño es otro de los requisitos a tener en cuenta.

En la etapa preescolar son aconsejables los libros con coloridas y elocuentes ilustraciones, con textos rimados, de los que se desprenda cierta musicalidad y con frases reiteradas que estimulen la memoria del pequeño y le permitan incorporar nuevo vocabulario.

Posteriormente, y en la medida en que el educando va creciendo, son apropiados los cuentos maravillosos poblados de hadas, duendes que despiertan en ellos su capacidad de asombro y su imaginación.

Más adelante, entre los siete y once años, cuando el niño ya se desempeña como lector independiente, resultan apropiados los textos narrados, en los que abunda la fantasía mezclada con elementos moralizantes y de humor como las fábulas, mitos, leyendas.

En la pubertad son recomendables las novelas de aventura, en las que el protagonista es un niño o un animal. También se sienten identificados  con aquellas obras que reflejan su propia realidad.

A partir de la  adolescencia, además de  los cuentos fantásticos y de ciencia-ficción, otros géneros despiertan el interés de los jóvenes. Artículos, revistas, fascículos referidos a distintos temas se convierten en el centro de sus lecturas.

Cabe destacar que en la selección de las obras debe siempre prevalecer el gusto de los niños. La lectura tiene que resultar una actividad formativa y placentera; jamás, en el ámbito hogareño, debe ser tomada como un hecho obligado o impuesto como castigo.

e) Deseo dirigir esta última reflexión a todos los papás amigos de internet. Tengan siempre presente que la base del aprendizaje es la lectura. Hay que procurar que internet no cambie el hábito de los niños ni tampoco el de los adultos.

Son indiscutibles las ventajas que este medio puede ofrecer; pero también deben advertir que la información que se puede bajar por un ordenador, sólo es provechosa si se la interpreta correctamente.  Un buen lector podrá lograrlo fácilmente.

Por otra parte, es conveniente que los papás controlen la información a la que puedan acceder sus hijos, ya que no todo lo que se encuentra en la red está destinado a ellos. 

lectura08

ARTÍCULO: “MEMORIAS DE UNA PIZARRA……..”

Estándar

9459680-regreso-a-la-escuela-nino-con-una-pizarra-fondo-blanco-dibujo-aisladoSiempre vieron mi fondo negro. Alguien sugirió que si me pintaban de verde, la vista de los alumnos estaría más descansada. Tal vez. Las tizas me recorrieron siempre hasta lo que la altura de los docentes lo permitía.

De tantos cálculos combinados y análisis sintácticos escritos en mi piel rugosa queda sólo el polvo blanco que el borrador dejaba caer en cada cambio de hora. El maestro que se atrevía a dibujarme un paisaje, con todos los detalles y las tizas de color de que disponía, encendía siempre los ojos de los más chicos.
 
Ecuaciones, abecedarios y reglas ortográficas. Poesías, oraciones unimembres y cuadros sinópticos. La tabla del 7, las regiones geográficas y los problemas de regla de tres simple. Cada hora un tatuaje distinto sobre mi piel rugosa. Fecha y fechas. Números de ejercicios y “Hoy es un día nublado” con la cara aburrida de un sol casi tapado por un nubarrón gordo.

Siempre listo y en silencio. ¿Quién más que yo supo la intimidad de cada clase? Alumnos preferidos. Preguntas curiosas. Gestos casi heroicos en el ejercicio de la docencia. Risas. Promesas de un año lectivo intenso y aprovechado al máximo. Objetivos perfectamente logrados. Otros años vi los mismos ejercicios deL año anterior copiados de la misma carpeta didáctica con la misma cara de aburrimiento.

Muchachas jóvenes ensayaron sus letras de maestra con pulso tembloroso y animado a la vez. Buscaban la caligrafía que sólo les daba mi amplia superficie. “¿Por qué todos los maestros tienen la misma letra en los pizarrones?”, preguntó alguna vez un petiso de flequillo rebelde sin lograr una respuesta convincente de su maestra. Yo tampoco la tenía.

¿Debo decir que mi nombre proviene de una familia de prosapia relacionada con la geología? ¿La geología? Sí, señor.

Algunos dicen que la palabra pizarra proviene del latín fissus: hendido, abierto y otros comentan que viene del vasco (pizarri).

El pizarrín, por otra parte, era una barrita de lápiz o de pizarra que se usaba para escribir o dibujar en las pizarras de piedra.
Su prima hermana, la tiza, mi socia inquebrantable, era ya en el siglo pasado sinónimo de escritura y magisterio: en las academias y escuelas se le daba la función de “lapicero”, es decir, el de elemento de escritura sobre superficies más amplias que el de la hoja del estudiante. Se le solía llamar también “Clarión”.

Las condiciones que se exigían a la tiza o clarión, que en aquella época se elaboraban con procedimientos cuasi artesanales, eran “que se borre fácilmente y que a pesar de esto tenga la suficiente consistencia para poder escribir con ella, que señale bien sin hacer esfuerzo alguno y sin arañar el encerado … ” (¿Pasarán muchas tizas de hoy en día estas pruebas de calidad?) Para conseguir estas propiedades debía estar “exenta de arenilla y caliches”. Se preparaba el polvo con tierra arcillosa blanca, mezclada con distintos minerales de los que no podía faltar el yeso. Una vez preparada se podía ya amasar con agua hasta formar un barro espeso con el que se hacían las barritas.

Lo mío es menos erudito y mucho menos geológico. Me llaman pizarrón, por lo general, en las Antillas, en Argentina, Uruguay y Venezuela.

Me dicen también “encerado” y soy a menudo un cuadro encerado (aunque no lo crean, en algunas partes soy de hule o lienzo barnizado de negro) y, la más de las veces, soy de madera pintada.

A comienzos de este siglo muchas aulas estaban rodeadas por hermanos míos. Es decir, no ocupaba solamente el lugar de privilegio al frente de la clase, sino que también ocupábamos las paredes laterales del aula. ¿Para qué tantos pizarrones? Los nuevos tiempos exigían bastante trabajo de los chicos y mayor actividad del alumno. Para eso yo era una herramienta fundamental, y tenerlos ocupados en prácticas de cuentas o dictados a muchos alumnos a la vez, era una costumbre muy frecuente, ya que en los laterales de las aulas podían ubicarse muchos chicos que practicaran dictados, multiplicaciones o divisiones por tres cifras. Lo que fuera…

Y aquí me ven, todavía disfruto de buena salud. ¿Que la tecnología me puede desplazar? No lo creo. Ahí tienen, para botón de muestra, a mis sobrinos electrónicos. A mis primos , para que las tizas descansen un poco y para que trabajen los plumones. Allí andan dando vueltas otros que permiten tener copia en papel de lo que se ha escrito sobre ellos.

¿Tizas digitales? ¿Encerados de vidrio? Quién sabe. Hacia allá vamos. Nosotros somos lo de menos porque… ojo… lo que es reemplazable es quien escribe sobre nosotros. Aquí no pueden faltar alumnos. Y.. por más que algún tecnólogo quiera reemplazarlos, no pueden faltar los docentes. De ellos,  por ellos y para ellos es todo nuestro trabajo. Nosotros somos testigos mudos de lo que ellos hacen. No tenemos palabras ni ideas. No somos el centro de sus universos. Lo son ellos. Por más chips y pantallas de cristal líquido que nos instalen. Lo más importante seguirá siendo el color de sus sueños sobre cualquiera de nosotros. Y esos sueños brillan tanto sobre una pizarra descascarado como sobre un monitor de última generación.

No habrá corazón digital que lo reemplace.

children-on-the-blackboard-graffiti-vector-material

ARTÍCULO: ” CÓMO EDUCAR LA VOLUNTAD DE LOS NIÑOS/AS “.

Estándar

14-bigConseguir que los hijos sepan controlar su fuerza de voluntad y tengan la capacidad y la preparación para afrontar las dificultades y los retos de cada día, no es  tan fácil, aunque si los padres les educan en este sentido desde que ellos sean aún muy pequeños, no es tan difícil de conseguirlo.

Los niños deben aprender a dominar sus impulsos, sus deseos y voluntades desde que son muy pequeños. De este modo, aprenderán no sólo a controlarse sino también a esforzarse para conseguir lo que desean. Aprenderán que sólo con el esfuerzo se consigue y alcanza lo que se propone. Para lograr eso, es necesario hacer  que los niños conozcan sus fortalezas a través de una motivación positiva. Eso les promoverá una buena autoestima, madurez y responsabilidad, poco a poco.

Exigir también cuesta. La capacidad de exigencia amable de los padres y profesores va a marcar, en buena medida, el desarrollo de la capacidad de trabajo y esfuerzo, y de las virtudes de los niños. Exigir que los niños controlen sus voluntades también cuesta esfuerzo. No se puede exigir que de la noche al día el niño aprenda a controlarse. Es necesario tiempo, paciencia, renuncias y sacrificios. Sin embargo, sin este esfuerzo, no se conseguirá nada con los niños/as.

En la actual sociedad es muy normal en muchas familias que los padres pretendan evitar que sus hijos sufran o se esfuercen en demasía. Quieren, por supuesto, una vida mejor para sus hijos, con menos exigencias y más comodidad. Lo que ocurre es que acaban sobreprotegiendo a sus hijos. De este modo, no estarán enseñándoles a superar sus dificultades, a superar los problemas, ni a que se esfuercen por alcanzar lo que desean.

Para que un hábito bueno se convierta en virtud es necesario que los niños entiendan qué hacen y por qué lo hacen, además de cómo lo hacen, si esforzándose o simplemente exigiendo a sus padres sin controlar su voluntad. Las virtudes y los valores son los que pueden ayudar al niño a controlar su voluntad y promover el esfuerzo. Aquí tenéis algunos consejos que pueden ser aplicados en el día a día de la familia:

1- Que los niños acaben las tareas o deberes escolares antes de ir a jugar;

2- Motivar positivamente sus buenos comportamientos e intentar hablar con ellos (positivamente) de los malos;

3- Reconocer su interés y sus esfuerzos (aguantar la sed en un viaje, acabar los deberes, dejar la ropa preparada por la noche…);

4- Dar ejemplos (de no quejarse, ser decidido, de disciplina, de comprometimiento…)

5- No decir jamás frases negativas como “eres un desastre”, “eres impaciente”, etc.

11_7637

ARTÍCULO: LOS PETARDOS, PRECAUCIONES PARA SU USO .

Estándar

Fuegos_artificialesLos petardos y otros materiales pirotécnicos son de lo más usado en épocas de Fallas, y desgraciadamente también, causa de muchos accidentes, algunos de ellos graves e irreparables.

Seguidamente os dejamos unos consejos para que el riesgo de una mala utilización no se deba a una ignorancia de los peligros que entrañan los petardos, etc.

NO ES COSA DE NIÑOS
Los niños pueden disfrutar mucho, pero la compra y supervisión de todo material pirotécnico tiene que correr a cargo de un adulto responsable, decimos lo de responsable con toda la intención: hay adultos que no tienen el menor sentido del riesgo y a los que el olor a pólvora parece enloquecer. Los adultos han de controlar el modo en que los niños lanzan los petardos.
Un añadido es que si algún niño tiene miedo a los petardos y cohetes, no forzarlo NUNCA a participar en actividades de estas, el miedo le puede inducir a cometer errores graves.

EN CASA NADA DE PETARDOS
Nunca encender petardos dentro de una casa. Si cerca de la nuestra se celebra alguna verbena, aconsejamos recoger la ropa tendida y enrollar toldos, etc.

LOS PETARDOS NUNCA EN LOS BOLSILLOS
Nunca encima nuestro, ya que nos pueden explotar y causar lesiones de gravedad. No sujetarlos con las manos ni cerca de la cara por el mismo motivo.

NO HACER UN MAL USO
No meter cohetes dentro de ladrillos, al explotar pueden provocar un efecto metralla. No lanzar cohetes que tengan la caña rota ni cerca de un bosque.

ULTIMAS PRECAUCIONES
– Nunca lanzar petardos o cohetes contra nadie.
– Si un petardo o un cohete no se enciende bien, no tocarlo y esperar una hora antes de acercarse. Entonces se puede remojar y así garantizamos que no se encenderá por accidente.

Es preferible tomarse en serio esta serie de precauciones que lamentar después un accidente.

shapeimage_4

ARTÍCULO: ” LAS TIC AL RESCATE DEL SISTEMA EDUCATIVO “.

Estándar

volando-raton-con-pc_11-37359Numerosos estudios demuestran que el uso en las clases de pizarras digitales, internet y ordenadores puede mejorar la enseñanza, crear otra dinámica pedagógica y una mayor participación del alumnado en el proceso de aprendizaje, mejorar la autoestima del alumnado y el trabajo cooperativo del profesorado. Y esos mismos estudios señalan que la mera informatización de las tareas escolares sólo implica un cambio superficial en la adquisición de conocimientos si detrás no hay un auténtico cambio en el sistema pedagógico y una buena formación del profesorado en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en las aulas.

Las TIC, que se presentan como un complemento de la enseñanza tradicional, están empezando a desembarcar en las aulas españolas con promesas y retos importantes. La pizarra de toda la vida se convierte en una que funciona vinculada a un ordenador y a un proyector; el cuaderno y el bolígrafo son sustituidos por el ordenador o un tablet PC, que es portátil, tiene wi-fi y reconoce la escritura manual. Internet es una fuente muy importante de información.

Pero todo eso exige otra manera de enfocar las clases, de estar en ellas, de dirigir y coordinar el trabajo del alumnado; de corregir los ejercicios y valorar la adquisición de conocimientos.

Diversos proyectos y pruebas que se están realizando en España ayudan a perfilar la profundidad del cambio que supone el salto a una escuela que apueste por el uso cotidiano de la tecnología del siglo XXI. Es un cambio que llevará su tiempo y que aquí, como en muchos otros países, están explorando algunos centros.

Matic, un estudio sobre el aprendizaje de niños de 3 años realizado por Toshiba , evaluó y comparó durante tres meses la evolución de 52 niños en el aprendizaje de los números, con alumnos que seguían el sistema tradicional y otros que aprendían sólo con las TIC, un Tablet PC por alumno, una pizarra interactiva y un profesorado preparado específicamente. El alumnado del aula TIC, que partía con una evaluación media de 3,4, acabó con una media de 8,5. Los pequeños sin TIC partían de una evaluación media de 4,7 y acabaron en 6,9. Todos los TIC superaron la evaluación final. De los otros, aprobó un 83%.

El estudio concluye que los alumnos Matic demostraron una actitud más entregada a las actividades escolares y trabajaron más motivados y atentos: se convirtieron en alumnos más autónomos, atrevidos y curiosos.

La pizarra digital, elemento que se va introduciendo poco a poco en las aulas, forma parte de un gran proyecto impulsado por el Gobierno de Aragón, que se inició en el 2002 y en el que se han invertido unos diez millones de euros. Más de doscientos centros de infantil y primaria, diez de secundaria y quince centros concertados utilizan en clase diariamente los Tablet PC. Una apuesta notable y pionera a nivel mundial que ha hecho famosa a la escuela de Ariño (Teruel), que a principios de este año mandó una delegación de alumnos a Berlín, donde Bill Gates asistía a un encuentro con líderes europeos, para hacer una demostración del uso escolar de la Tablet PC, un gadget impulsado por el cofundador de Microsoft.

Para Pere Marquès, del departamento de Pedagogía Aplicada de la UAB, “la llegada de las TIC significa una nueva era en la enseñanza” y enumera ventajas como cantidad infinita de información a la que se puede acceder, más interactividad entre los alumnos y entre estos y el profesor, así como un cambio de hábitos.

También pone un ejemplo gráfico: “Actualmente hay centros que no dejan que los alumnos entreguen trabajos elaborados por ordenador por miedo a que estén copiados de internet. Si pensamos que en un aula TIC los trabajos se evalúan conjuntamente entre todos los alumnos y el profesor, esto se desmonta porque todo el mundo se da cuenta cuando hay algo copiado”. Y hay más cambios: “Pasamos del trabajo tipo dossier al trabajo sintetizado que se explica y defiende ante toda la clase. Cuando un alumno hace eso es que ha aprendido lo que tenía que aprender”.

Según Pere Marqués: “Estamos en el inicio del cambio. En España utilizan las TIC en torno a un 10-15 por ciento de los centros. El porcentaje debe crecer. Los políticos, los profesores y la sociedad empiezan a entender que el uso de la tecnología en las aulas puede ser muy positivo y puede contribuir a mejorar la enseñanza, a crear otra dinámica pedagógica y a rebajar el fracaso escolar.”

M19_PD1_presentacion

ARTÍCULO: ” QUERIDOS REYES MAGOS…. “

Estándar

juguetes-educativos-sonrientes-gusanos-de-relojeria-para-los-ninos_orxvvw1347356396346Otro año más, llega la difícil tarea de seleccionar los mejores juguetes para los niños de entre los millones de posibilidades que hay en el mercado. Tras la ilusión con la que sus Majestades compran los regalos, a veces nos encontramos con que el niño no hace caso más que los primeros días y al final nos invade un sentimiento de que sus Majestades no han acertado.

El niño escribe su carta a los Reyes Magos y nosotros, que queremos lo mejor para nuestros hijos, queremos complacerles, pero al mismo tiempo queremos que mientras juegue reciba estímulos y le ayude a crecer dentro de su edad. Así que sus Mjestades se plantean la pregunta: ¿cómo dar con el juguete perfecto que guste al niño, fomente su curiosidad y desarrolle sus habilidades?.

Un buen juguete no es necesariamente el que el mercado dice, sino que es aquel con capacidad para enganchar al niño, que no le da respuestas, sino por contra, estimula las preguntas y le plantea problemas para que los solucione.

Los consejos para estas Navidades

Por ello ofrecemos algunos consejos a sus Majestades de Oriente para elegir este año los mejores juguetes para los niños.

Queridos Reyes Magos:

1. No os dejéis influir por los anuncios de televisión: Hay juguetes que se anuncian mucho, pero eso no quiere decir que sean los mejores o que vayan a captar toda la atención del niño. No queremos decir que no se compren, sino que es recomendable que no sean los únicos que vengan en el saco de Papá Noel o en los camellos de los Reyes Magos.

Existen muchos productos educativos, creativos, científicos o activos con mucho valor, que se pueden convertir en el juguete del año para el niño. Y este año, ¡habrás más que acertado!.

2. Tened en cuenta las aficiones o los gustos del niño: Los niños muestran intereses diferentes y son los padres los que mejor los conocen, e intuyen qué juguetes son los más apropiados para que aprendan mientras juegan. Aunque cada juguete proporciona un modo de aprendizaje, un mismo juguete no es igual de efectivo para todos los niños.

Si el niño tiene preferencias claras puedes orientar sus regalos, por ejemplo, con juegos de dinosaurios, o manualidades. Pregúntate, ¿cuáles son las preferencias del niño?, ¿le gustan los dinosaurios, el espacio, las manualidades?.

3. ¿Por qué no pruebáis este año con un libro, multimedia y un juego, es decir, un pack sobre el mismo tema que cultive la curiosidad del niño?. Tanto si optas por dos o más soportes sobre un mismo tema, ten en cuenta que cada uno estimula el aprendizaje de manera diferente, y que su combinación resulta enriquecedora en el niño.

4. Haceros las preguntas necesarias para descubrir lo que el niño aprenderá: Los niños cuando juegan aprenden, por eso, los juguetes han de responder a varias preguntas: ¿le ayuda a fortalecer su autoestima?, ¿fomenta alguna habilidad o capacidad?, ¿fomenta su motricidad?, ¿le enseña historia, geografía, música, o su creatividad?.

Busca aquellos juguetes que les ayuden a expresarse, descubrir el mundo y fomentar su imaginación.

5. Regalad libros: Un libro es un excelente regalo y si además se acompaña de una rutina de lectura junto a los padres de 10 ó 15 minutos diarios, lo convierte en el juego más interactivo y multimedia del mercado.

Un libro contado por un adulto es un excelente punto de juego en el que el adulto puede hacer mucho por el niño, al leérselo, gesticular, o preguntarle para saber si se ha enterado, además le servirá para aprender muchas cosas. Estas navidades es buen momento para fomentar este excelente hábito, que divierte al niño, permite interactuar con él y estrechar las relaciones familiares.

6. Racionalizad la compra de juguetes en Navidad y comprad juguetes durante todo el año: Los niños no sólo juegan en Navidad y debemos fomentar su juego durante todo el año. Es conveniente comprar menos juguetes ahora, que no van a aprovechar lo suficiente, e ir comprándolos a lo largo del año. Si no podéis evitar que en estas fechas reciba muchos juguetes, guárdale unos cuantos y ve dosificándoselos durante el año para que los aproveche mejor.

7. Escoged los productos ajustados a vuestro presupuesto y a los valores que queráis promover: En Navidad se produce el momento del año que más dinero se gasta. No lo paséis mal porque no podáis comprar el juguete más caro. Existen muchas alternativas de alta calidad y precio adecuado que también se ajustan a vuestro presupuesto.

8. Vigilad que el juguete, libro o juego sea el adecuado para su edad: Algunos niños son más avanzados para su edad y dependen del criterio de los padres para elegir juguetes de edad superior a la que tienen.

9. Considerad las sugerencias de los profesores, otros padres, escuelas infantiles y especialistas del juego educativo.

10. Acudid a tiendas especializadas en el juguete educativo, y déjate asesorar por sus expertos.

No olvidéis que a través del juego y de la estimulación, los niños incrementan sus potencialidades. Jugar fomenta la capacidad para resolver problemas, el pensamiento lógico, promueve la creatividad, activa múltiples mecanismos de aprendizaje como la memoria e influye en el coeficiente intelectual, cumpliendo un papel fundamental en la socialización del niño.

Jugar es esencial para el desarrollo equilibrado del niño y hacia su preparación para su vida adulta. Y recordemos siempre las palabras del especialista en educación infantil Jean Château: “un niño que no sabe jugar será un adulto que no sabrá pensar”.

imagenesninosjugandoparaimprimir2

 

ARTÍCULO: ” ACTIVIDADES Y JUEGOS PARA HACER EN CASA CON LOS HIJOS/AS”.

Estándar

Los fines de semana, los puentes, las vacaciones de verano, Navidad, Semana Santa… A veces la familia no tiene un viaje programado, o el tiempo no acompaña y no apetece salir de casa. Los niños rebosan energía y están acostumbrados a ocupar la mayor parte de su tiempo entre la escuela, las actividades extraescolares, los deberes, la televisión, jugar… Cuando disponen de las 24 horas del día libres, es necesario que los adultos gestionen el ocio, no solo para evitar que se aburran, sino para buscar alternativas a la televisión y a los videojuegos, y para distribuir el tiempo de forma que toda la familia disfrute de las vacaciones.

Los padres se sienten culpables si no sacan a los niños de casa (al parque, al cine, al zoo, al campo, a la piscina…), pero en casa también se pueden disfrutar muy buenos momentos y aprovechar el tiempo libre para estar en familia, sin las prisas y agobios de los días laborables. Eso les dará la oportunidad de conocer mejor los gustos y necesidades de los niños y disfrutar de una conversación tranquila que, incluso con los más pequeños, depara agradables sorpresas (son mucho más maduros de lo que pensamos y tienen una visión de la vida que merece la pena conocer).

A continuación te damos unas cuantas ideas para que pasar el día en casa se convierta en una fiesta para los más pequeños. Actividades diversas, y también un montón de juegos de los de toda la vida para los que ni siquiera hacen falta juguetes.

Dibujar

A todos los niños les gusta dibujar desde muy pequeños, y es una manera excelente de desarrollar su imaginación y creatividad. Aunque no se le dé muy bien y pinte las nubes verdes y la hierba morada, anímale a que dibuje lo que quiera y luego tú prueba a adivinar qué es. Si te resulta muy difícil dile que te dé alguna pista, seguro que os divertís los dos.

Manualidades con plastilina

Moldear plastilina es muy entretenido y fomenta la imaginación. Se puede incentivar a los niños proponiéndoles que utilicen la plastilina para recrear un determinado ambiente o sus personajes de dibujos favoritos, así tendrán un objetivo y, además de divertirse, les servirá para practicar la coordinación motora fina y mejorar su destreza manual.

Hacer un collage

A los niños les encantan todos los objetos y materiales que no se emplean habitualmente para jugar, por eso proponemos hacer un collage reuniendo lo que encontremos por casa como: algodón, lentejas, arroz, macarrones, botones, recortes de revistas, hilos de colores, lana… Podemos echar mano también de las piedrecitas y conchas que recogimos en la playa, las hojas que se le han caído a los árboles del parque o a las plantas de casa, palitos, flores, etc. Comprando una cartulina que no sea muy fina, o cortando un lateral de una caja grande de cartón, ya tendremos el “lienzo” donde plasmar nuestro collage, con la ayuda de pegamento.

Leer cuentos o libros

 Para conseguir que un niño se aficione a leer hay que escoger libros que le “enganchen”, que cuenten historias entretenidas o traten sobre temas que le interesen, como los dinosaurios. Después de leer, hazle preguntas sobre lo que ha leído, lo que más le ha gustado, cómo eran los personajes… incluso estaría muy bien que escribiera una ficha sobre cada libro que lea en la que figure un resumen del argumento, el nombre de los principales personajes, por qué le ha gustado, y las palabras que no haya entendido con su significado (que tendrá que buscar en el diccionario).

Recortables y puzzles caseros

Se pueden dibujar las figuras (sus personajes favoritos, animales, muñecos) o comprar láminas, o imprimirlas desde alguna página web, donde ya estén dibujadas esas figuras, para que los peques las pinten y les den su toque personal. En una hoja grande se pegan las figuras recortadas y pintadas, y se dibuja un escenario (campo, playa, bosque, desierto, montaña, granja, paisaje nevado) en el que se inventa una historia que les sucede a los personajes creados. Otra posibilidad es recortar de revistas de decoración y folletos publicitarios las fotografías de los muebles (camas, mesas, sillas, sofás), lámparas y accesorios para el hogar, y emplear hojas grandes o cartulinas para dibujar las diversas estancias de una casa, que después se pueden decorar, mitad dibujando, mitad pegando los muebles recortados. Incluso podemos dibujar a los miembros de la familia y situarlos dentro de la casa.

Disfrazarse

En las tiendas se encuentran todo tipo de disfraces muy asequibles pero, con un poco de imaginación y algo de maña, resulta más divertido utilizar prendas y accesorios de varios miembros de la familia y confeccionar un disfraz casero dándole un toque personal. Se pueden introducir variables, como darle a los niños los elementos necesarios y que sean ellos los que decidan cómo emplearlos para convertirse en un pastor, una princesa, un vampiro, un hombre primitivo, una cantante de éxito…

Una casa para los niños

Solo hace falta una gran caja de cartón para convertirla en la casa de sus sueños. Si guardas en el trastero alguna caja lo suficientemente grande como para que el niño quepa dentro, este es el momento de sacarle provecho. También se puede conseguir en los comercios que venden embalajes especiales para mudanzas (te la dan desarmada, por lo que es muy fácil de transportar). Coloca la caja boca abajo y recorta los huecos que se convertirán en la puerta y las ventanas. A partir de ahí, el niño se pondrá manos a la obra para pintarla y decorarla a su gusto: el marco de la puerta y las ventanas, el tejado, unas macetas con flores… Si no se dispone de una caja, no importa, se pueden utilizar varias sillas que sostengan en sus respaldos una sábana grande, y entonces tendremos una estupenda tienda de campaña. Si la sábana es vieja, podemos recortar también una puerta y ventanas (que se pueden cubrir con plástico transparente para que pase la luz) y dejar que el niño dibuje sobre ella.

ARTÍCULO: “LA IMPORTANCIA DE LA EXPRESIÓN SENSORIAL EN LOS NIÑOS/AS”.

Estándar

El niño establece contacto con su entorno a través de sus sentidos. Los sentidos influyen en como percibe e interactúa con el mundo.
Es por medio de sus modalidades sensoriales como percibe y da sentido a la información percibida. La capacidad del niño para darse cuenta de lo que sucede dentro y fuera de él depende de su habilidad para percibir y esta evoluciona conforme el organismo se desarrolla.

Ver, oír, oler, probar y tocar aunadas al lenguaje y al movimiento son funciones que le permiten al niño estar en contacto consigo mismo y al mismo tiempo crear la conciencia necesaria para poder diferenciarse del otro, usa sus sentidos y su cuerpo para asimilar la experiencia y la relación con el entorno.
El juego sensorial creativo con materiales como arena, agua, arcilla, pintura de manos, le permite al niño explorar y conocer el mundo a través de su sensaciones siendo el elemento vital para la expresión personal y para el desarrollo del sentido de sí mismo.
El juego sensorial exploratorio, le facilita al niño, investigar y manipular a través de sus sentidos diversos materiales, texturas, sabores, olores, sonidos incrementado su sentido de maestría y confianza.
El niño aprende a confiar y usar su cuerpo y sensaciones para obtener un contacto más funcional con el entorno.

ARTÍCULO: “LOS NIÑOS/AS Y LA TELEVISIÓN”.

Estándar

El mirar televisión es uno de los pasatiempos más importantes y de mayor influencia en la vida de niños y adolescentes. Los niños en los Estados Unidos miran la televisión durante un promedio de tres a cuatro horas al día. Para el momento en que se gradúan de la escuela secundaria habrán pasado más tiempo mirando televisión que en  clase. Mientras la televisión puede entretener, informar y acompañar a los niños, también puede influenciarlos de manera indeseable.

El tiempo que se pasa frente al televisor es tiempo que se le resta a actividades importantes, tales como la lectura, el trabajo escolar, el juego, la interacción con la familia y el desarrollo social. Los niños también pueden aprender cosas en la televisión que son inapropiadas o incorrectas. Muchas veces no saben diferenciar entre la fantasía presentada en la televisión y la realidad. Están bajo la influencia de miles de anuncios comerciales que ven al año, muchos de los cuales son de bebidas alcohólicas, comidas malsanas (caramelos y cereales cubiertos de azúcar), comidas de preparación rápida y juguetes. Los niños que miran demasiada televisión están en mayor riesgo de:

bullet Sacar malas notas en la escuela.
bullet Leer menos libros.
bullet Hacer menos ejercicio.
bullet Estar en sobrepeso.

La violencia, los estereotipos de raza y de género  son temas comunes en los programas de televisión. Los jóvenes impresionables pueden asumir que lo que se ve en televisión es lo normal, es seguro y es aceptable. Por consecuencia, la televisión también expone a los niños a tipos de comportamiento y actitudes que pueden ser abrumadores y difíciles de comprender.

Los padres pueden ayudar a sus hijos a tener experiencias positivas con la televisión. Los padres deben de:

bullet Mirar los programas con los hijos.
bullet Escoger programas apropiados para el nivel
de desarrollo del niño.
bullet Poner límites a la cantidad de tiempo que
pasan ante la televisión (a diario y por semana).
bullet Apagar la televisión durante la horas de
las comidas y del tiempo de estudio.
bullet Apagar los programas que no les parezcan
apropiados para su niño.

Además, los padres pueden hacer lo siguiente: no permitir a los niños mirar televisión por horas de corrido; al contrario, deben de seleccionar programas específicos para los niños. Seleccionen programas que sean adecuados para el nivel de desarrollo de su niño. Los programas de niños en la televisión pública son apropiados, pero las novelas, las comedias para adultos y los programas de conversación de adultos no lo son. Establezcan ciertos períodos cuando el televisor esté apagado. Las horas de estudio deben dedicarse al aprendizaje, no son para sentarse frente a la televisión mientras tratan de hacer la tarea. Las horas de las comidas son tiempo para conversar con otros miembros de la familia y no para mirar la televisión.

Estimule discusiones con sus hijos sobre lo que están viendo cuando están mirando un programa juntos. Señáleles el comportamiento positivo como la cooperación, la amistad y el interés por otros. Mientras están mirando, hágale conexiones con la historia, libros, lugares de interés y eventos personales. Hábleles de sus valores personales y familiares y cómo se relacionan con lo que están viendo en el programa. Pídale a los niños que comparen lo que están viendo con eventos reales. Déjeles saber las verdaderas consecuencias de la violencia. Discuta con ellos el papel de la publicidad y su influencia en lo que se compra. Estimule a su niño para que se envuelva en pasatiempos, deportes y con amigos de su misma edad. Con la orientación apropiada, su hijo puede aprender a usar la televisión de una manera saludable y positiva.